¡Está muy caro! …¿me das un descuento?

Ka-ching_too-expensive_grande

Cuando compramos ropa de cualquier marca medianamente conocida. Sabemos que no es barata, pero no extremadamente cara. Por lo que pagamos el precio completo por las prendas.

Como profesionales también tenemos un costo o precio a ser pagado por recibir nuestros servicios. No somos baratos, pero tampoco extremadamente caros. Además que como consejo profesional, siempre trata de ser trasparente en tu precio. Es decir no pierdas tiempo en una negociación por precio de tus productos o servicios.

Esto se debe a que en diferentes ocasiones clientes potenciales se contactan con  profesionales pero durante la negociación llegan al clásico argumento “Nos encantaría contratar tus servicios, pero ¿no me podrías hacer un descuento?, la mejor forma de tratar con estas solicitudes de descuento es preguntarle al cliente ¿por qué?.

Además puedes agregar algunas líneas  que contengan el siguiente argumento “¿hay alguna razón específica para darte un descuento?”.  Al hacer esta simple pregunta se obliga al cliente a reconsiderar  su punto de vista sobre el valor del servicio que está requiriendo.

Algunos clientes responden que no pueden pagar el precio completo de los servicio o esperan que les dé un descuento  o incluso si es posible que se los des gratis ya que es para un asociación benéfica e incluso piensan que es una buena oportunidad “de mostrar tus productos y servicios a posibles clientes”. La verdad eso suena bastante ilógico. Es como decirle a las tienda de ropa con marcas reconocidas, que vendan su ropa a mitad de precio o solo la den gratis “Ya que sería una gran oportunidad que otros posibles clientes vean su ropa”.

Cuando no podemos pagar el precio de grandes marcas, tenemos que buscar opciones más baratas de marcas económicas. De la misma manera con aquellos clientes que no puedan pagar tus productos o servicios con gusto refiérelos con otros que den el mismo servicio que tu pero más económico.

Algunos otros clientes que tienen renombre y son conocidos en su área, piensan que automáticamente califican para recibir un descuento, lo cual generalmente es malo porque estos clientes tienden a ser lo más difíciles por la arrogancia con la que actúan.

Otra posibilidad es que ellos asumen necesitas desesperadamente esta compra, por lo que estás dispuesto a reducir tus margen de ganancias, lo cual demuestra una falta de integridad de su parte.

Es por esto que solo ofrece descuento cuando tengan un argumento válido o uno que facilite tu propio trabajo, de otra manera solo estará malbaratando tu trabajo y mal acostumbraras al cliente.

Este es un artículo que originalmente fue presentado en Entrepreneur, el cual solo tropicalizamos y tradujimos….. Aquí puedes leer el articulo original.

by Salvador Eduardo Loy Romo

Amante del E-marketing y la cultura con una Maestría en Dirección de Mercadotecnia por la Universidad de Guadalajara, amo ser parte del equipo Pyme Depot!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *